¿Quieres saber más sobre nuestros servicios nutricionales en Calahorra? ¡Llámanos ya al 941132784!

NUTRICIÓN CALAHORRA

¡MEJORARAMOS TUS HÁBITOS ALIMENTICIOS!

Publicado el 30 de marzo de 2021 a las 16:28

Una alimentación saludable para mejorar el sueño

El sueño es imprescindible para evitar problemas de salud como el insomnio, que genera otros trastornos en la conducta. Especialistas que estudian los beneficios del sueño, reivindican su importancia reparadora para mantener tanto la salud como la felicidad. Pero, ¿cómo influye lo que comemos en el sueño?

Comer mejor y dormir bien evita enfermedades

Todo lo que evite los problemas para dormir, es importante para el bienestar, ya que tener una noche de desvelo por distintas razones y padecer episodios de falta de sueño, pueden dañar el tejido cerebral. Un estudio científico publicado en Sleep, afirma que la falta de sueño induce a largo plazo a procesos neurodegenerativos e incluso, la aparición de alzhéimer.

En ese sentido, la alimentación es un factor muy importante para mantener la calidad del sueño, nuestro organismo está diseñado para tener una alimentación balanceada para que funcionen bien sus dinámicas fisiológicas, donde se incluye al sueño, un estado de reparación y reposo donde el cuerpo se recupera de la actividad diaria.

La alimentación para dormir mejor

Buenos hábitos alimenticios sinónimo de buen sueño

Una alimentación equilibrada en nutrientes permite que se duerma mejor, buenos hábitos alimenticios, como una debida importancia al desayuno como principal menú del día, almuerzos y cenas con cantidades equilibradas en proteínas, vegetales, carbohidratos, frutas, cereales y legumbres y todos los tipos de alimentos, mejora el sueño.

Las personas que padecen de problemas con el sueño, deben evitar el exceso de consumo de estimulantes como cafeína, teína y distintos alimentos y bebidas con alto contenido de azúcar, fundamentalmente en horas de la noche, porque son contraproducentes para conciliar el sueño.

Es importante no comer en exceso de grasa y la ingesta de alimentos pesados, porque reducen la síntesis de la serotonina como neurotransmisor del cerebro, alteran los ciclos del sueño y aumentan la producción de adrenalina con mayor estado de vigilia. Las especias, alcohol, café activan los jugos gástricos del estómago. Mientras, que los vegetales con carnes de aves, son una cena perfecta para dormir bien.

¿Por qué el sueño es tan importante?

Durante el sueño el cuerpo experimenta cambios tanto bioquímicos, hormonales como metabólicos que son fundamentales para la vida, Alimentarse apropiadamente aumenta la calidad en el sueño que permite la regeneración de una gran cantidad de funciones vitales.

Además, el sueño restaura los niveles adecuados de procesos como la secreción gástrica que disminuye, al igual que la tensión arterial. Cuando dormimos el organismo consigue el momento indicado para liberar hormonas para mantener el bienestar que se necesita para estar saludable.

La hormona del crecimiento se regula durante el sueño y permite una mejor formación de músculos y su regeneración. También, las horas de sueño permiten la regulación del metabolismo y el fortalecimiento del sistema inmune, aspectos indispensables para evitar que el cuerpo se enferme.

Más calidad de vida

Al consumir nutrientes de calidad, se logra que el cerebro descanse durante el sueño y se prepare para recibir más información. Las personas que disfrutan de sueños reparadores gozan de una mente más clara, más energía y, tienen un mejor humor, lo que se traduce en mayores ventajas.

El sueño recarga la energía del organismo, en otras palabras, las personas que no tienen problemas para dormir cuentan con mayor energía durante el día y logran descansar apropiadamente.

Pero, la mala alimentación interrumpe el sueño. El estrés y otros elementos como dormir con luz eléctrica, acortan la noche robándole calidad y horas al sueño, ocasionando alteraciones nerviosas e inmunes, lo que puede generar cansancio, dolor, rigidez muscular, tensión, irritabilidad, mala memoria y enfermedades.

Cuánto tiempo invertir en el sueño

Comer para nutrirse previene dolencias y es tan importante como dormir bien para estar sanos. Dormir no es una pérdida de tiempo, el descanso es muy importante para tener una vida sana y que es necesario pasar un tercio de la vida durmiendo bien para asegurar mayor longevidad y salud, según los especialistas.

Es un factor que puede variar, algunas personas necesitan dormir menos, tienen descansos reparadores en menos tiempo. Pero, otras tienen bajos niveles de melatonina y pueden tener insomnio.

En conclusión, una buena alimentación favorece una rutina de sueño reparador y estados de relajación, que permiten levantarse con una sensación de descanso, que cuidan el funcionamiento de los sistemas vitales y permiten estar sanos.