¿Quieres saber más sobre nuestros servicios nutricionales en Calahorra? ¡Llámanos ya al 941132784!

NUTRICIÓN CALAHORRA

¡MEJORARAMOS TUS HÁBITOS ALIMENTICIOS!

Publicado el 04 de abril de 2021 a las 12:27

Cómo adquirir hábitos alimenticios saludables

Trucos para adquirir hábitos alimenticios saludables

La comida y la forma en la que se come es vital para garantizar el mejor estado de salud, es preciso tener hábitos alimenticios saludables. Esto incluye tanto estar consciente de lo que se consume, como de la necesidad de poner en práctica ciertas acciones beneficiosas.

Cuando se tienen hábitos alimenticios saludables, es posible mantener un buen estado de salud, ya que todos los órganos funcionan de forma correcta y se previenen enfermedades. Junto a esto, es posible tener más energía, para llevar a cabo los compromisos diarios. Como si fuera poco, resulta más sencillo tener la apariencia física ideal.

A continuación, un conjunto de acciones claves para adquirir hábitos alimenticios saludables. Se trata de pequeños cambios en la rutina, pero que tienen un alto nivel de efectividad, son todos primordiales, estos son:

  • Comenzar con metas pequeñas y hacer los cambios necesarios de forma progresiva o gradual. Esto permite cumplir con cada objetivo de una forma más simple. Además, ver los resultados servirá de motivación para continuar y lograr un cambio total.
  • Tener constancia y disciplina, pues está claro el agitado ritmo de vida y las ocupaciones de hoy en día hace que no se preste gran atención a lo que se come a cada hora. Por ello es preciso tomarse un tiempo para comer, tomar asiento y evitar las distracciones. Cuando realmente se presta atención, el cerebro está atento y envía la señal que ya se está lleno.
  • Organizar menús con alimentos de los 4 grupos, incluir proteínas y productos de origen animal, grasas, cereales, tubérculos, azúcares, frutas y verduras.
  • En caso de picar entre comidas, elegir las opciones más saludables como frutos secos sin sal, piezas de fruta, yogur natural y hummus. Estos ayudan a manejar la ansiedad, generan sensación de saciedad y permiten controlar la ingesta de alimentos poco saludables.
  • Utilizar platos de menor tamaño, esto es de gran ayuda para controlar las porciones y consumir las cantidades adecuadas.
  • Comer y masticar despacio, cuando los alimentos son masticados correctamente, se evita que el estómago y el intestino trabajen más del tiempo adecuado, con ello se impide la incómoda sensación de pesadez. Incluso, se eleva la cantidad de oxígeno.
  • Evitar el consumo de bebidas gaseosas y alimentos procesados. A la hora de comprar, es clave leer las etiquetas y analizar la información nutricional de cada uno de los productos. Elegir aquellos que aporten a la salud y sean del más alto nivel de calidad.
  • Tratar de no tomar agua durante las comidas, lo mejor es hacerlo una hora antes o una hora después. Además, conviene no sea agua fría, ya que esta retarda el trabajo de los jugos gástricos y con ello altera el funcionamiento del sistema digestivo.

En resumen, se trata de hacer una planeación, establecer objetivos y por supuesto, trabajar para lograr un ambiente ideal con comida saludable. Es clave sumar estas prácticas al día a día, de la misma forma en que se hace con las actividades laborales, del hogar, entre otras.